Consejos para el buen uso de las lentes de contacto

Las lentillas si se utilizan correctamente son una opción cómoda y saludable para corregir los problemas oculares. Por ello, los usuarios deben poner en práctica consejos de mantenimiento, manejo y uso correcto de lentes de contacto.


Consejos ideales para el buen uso de las lentillas

  • Las lentes de contacto son artículos recetados que se adaptan de manera personalizada. Por ello, el usuario debe visitar a un profesional óptico-optometrista para que de manera personal le realice las pruebas de tolerancia, los controles de selección, pruebas fisiológicas, entre otros, para adquirir sus lentillas de manera segura. Los usuarios pueden preguntarse: ¿Cómo utilizar las lentes de contacto? Te recomendamos que visites un oftalmólogo profesional para que te recete las lentillas más adecuadas para ti. El oculista también te indicará cómo debes usar las lentes y cada cuanto tiempo debes cambiarlas. No recomendamos que uses lentes de contacto de otra persona porque puedes afectar tu salud ocular.

lentillas caducadas

  • Los modelos de lentes de contacto son distintos. Nunca debes cambiar los parámetros, el modelo, la marca o el tipo de lentillas por cuenta propia. Debes consultarlo con un oftalmólogo profesional.
  • Las personas pueden plantearse la siguiente pregunta: ¿Cómo desinfectar las lentes de contacto? Ten en cuenta que los productos de mantenimiento y limpieza son adecuados para distintos tipos de lentillas, cuentan con una composición distinta y se utilizan para varias funciones. Te recomendamos que utilices solo las soluciones y los productos que el profesional te indique y no debes cambiarlos. Con este consejo cuidarás tu visión y mantendrás las lentes de contacto en óptimas condiciones de uso.
  • El metabolismo ocular cambia constantemente. Sigue al pie de la letra las indicaciones de uso de lentillas, los horarios de uso, y siempre debes acudir a las citas de control y revisión profesional para comprar o reponer tus lentes de contacto.
  • Uno de los consejos principales de cómo cuidar los lentes de contacto de manera adecuada, es realizar el método médico conocido como asepsia, el cual es muy beneficioso para evitar las infecciones oculares. Lávate bien las manos con jabón, enjuágalas y sécalas al viento o con un paño que no suelte pelusas o restos de tejidos. Con este consejo tus lentes estarán libres de gérmenes y mantendrás un óptimo cuidado y protección ocular.
  • Las lentes de contacto son polímeros bio-compatibles que cuentan con propiedades fisiológicas y fisicoquímicas. Siempre debes comprar las lentillas en establecimientos debidamente certificados para que protejas tu salud ocular.
  • Nunca debes utilizar lentillas caducadas debido a que pueden dañar tus ojos. Ten en cuenta que las lentillas de uso prolongado también cuentan con fecha de caducidad. El uso de lentillas caducadas causa visión borrosa, y si la lente está deformada debido a que la solución salina está en mal estado, puedes sufrir dolor de cabeza u otros síntomas graves. Te recomendamos comunicarte con un oftalmólogo profesional para que te brinde información detallada sobre el tiempo de caducidad de las lentes de contacto.
  • Las lentes renovables o desechables debes utilizarlas por un tiempo definido. No utilices este tipo de lentillas por más días de los indicados por el oftalmólogo o el fabricante.
  • Otro consejo ideal para saber cómo cuidar las lentes de contacto de manera correcta, es la limpieza semanal del estuche donde guardas las lentillas. También, te recomendamos que renueves el estuche una vez al mes, debido a que acumula muchas bacterias y microorganismos causantes de graves infecciones.

ducharse con lentillas

  • Muchos usuarios pueden preguntarse: ¿Puedo usar lentes de contacto en la piscina? La verdad que no se recomienda, debido a que las lentillas al entrar en contacto con el agua de las piscinas pueden contraer gérmenes causantes de infecciones oculares. En caso que el uso de las lentes de contacto en piscinas sea indispensable, se recomienda el uso de lentes desechables diarias o gafas protectoras.
  • Las personas también pueden plantearse la siguiente pregunta: ¿Me puedo duchar con las lentillas? Realmente, no es nada recomendable. El agua contiene microorganismos que al introducirse en las lentillas pueden causar infecciones oculares. Los usuarios no deben ducharse con las lentillas y no tienen que enjuagarlas con agua del grifo.
  • Cuando mantienes los párpados cerrados se reduce la cantidad de lágrima y el aporte de oxígeno en tus ojos. No duermas con las lentillas puestas. Puedes utilizar lentes de contacto específicas para dormir siempre y cuando el especialista en salud ocular te haya realizado las pruebas de tolerancia y fisiológicas necesarias.
  • No utilices lentes de contacto si presentas síntomas oculares de alergia, infección, inflamación, quemazón, visión borrosa, irritación o si padeces de una anormalidad que afecta tus párpados, conjuntiva o córnea. Si utilizas tus lentillas y sientes algunos de estos síntomas mencionados, debes retirarlas y acudir inmediatamente a un oftalmólogo profesional.
  • No manipules las lentillas con las uñas debido a que puedes causarles roturas. Para un mejor cuidado de este artículo, te recomendamos usar la yema de tus dedos. Además, no debes manipular las dos lentillas al mismo tiempo para que no confundas la derecha con la izquierda.

Al poner en práctica estos consejos utilizarás tus lentillas correctamente y mantendrás una excelente salud ocular.


No se encontraron resultados.


Deja un Comentario

Tu email no será publicado